«La Delegación (o Secretariado) Diocesana de Catequesis es un instrumento que emplea el Obispo, cabeza de la comunidad y Maestro de doctrina para dirigir y orientar todas las actividades catequéticas de la diócesis». (DGC 265) 

 

Esto es lo que deseamos que sea nuestro Secretariado de Catequesis: una ayuda para nuestro Padre y Pastor y para toda nuestra Iglesia Diocesana al servicio de la Evangelización por medio de la catequesis.

 

Formamos parte de ella el Director del Secretariado a quien le acompañan distintas personas relacionadas con el mundo de la catequesis en nuestra diócesis representando así los distintos arciprestazgos. Forman lo que llamamos el Consejo Diocesano de Catequesis.


La finalidad del Consejo Diocesano de Catequesis es ser motor del Secretariado en la organización de actividades y responder a las demandas que las distintas parroquias o arciprestazgos sugieran. Entre sus tareas fundamentales está la de colaborar con los párrocos en la formación y la espiritualidad de los catequistas de cara a poder vivir con mayor intensidad la misión que se nos encomienda en la trasmisión de la fe. 

 

De particular importancia es la catequesis de Iniciación Cristiana (Bautismo, Confirmación y Eucaristía) a través de la cual se siguen haciendo cristianos o redescubriendo el gran gozo de serlo. La fe, recibida en el Bautismo y sellada con el sacramento de la Confirmación, alcanza su culmen en la Eucaristía, sacramento con el que se concluye la Iniciación Cristiana. 

 

Francisco Javier Martínez,

Director del Secretariado de Catequesis